El balance general global está en punto de inflexión, ¿por qué?

EN RESUMEN

  • Más volatilidad en componentes del balance global.
  • Se contraen indicadores macroeconómicos.
  • Caen los precios de acciones y bonos.

2022: AÑO DE INFLEXIÓN

LA NOTICIA Durante casi tres décadas, el balance general global creció continuamente más rápido que el Producto Interno Bruto (PIB). Posteriormente, este crecimiento se aceleró bruscamente en los primeros dos años de la pandemia de COVID-19. DAME CONTEXTO El balance general global hace un balance de la riqueza y la salud de la economía mundial, analizando los activos y pasivos de los hogares, las corporaciones, los gobiernos y las instituciones financieras. ¿ENTONCES? En 2022, aparecieron los primeros signos de un posible punto de inflexión, con una mayor volatilidad en los componentes del balance global y la primera contracción general en décadas. ¿ALGO MÁS? El balance global se expandió rápidamente desde 2000 hasta finales de 2021, con los activos reales y el patrimonio neto de los hogares, los gobiernos y las sociedades no financieras creciendo de cuatro a cinco veces más que el PIB.

¿OTRO DATO RELEVANTE? La riqueza neta global era de $610B a fines de 2021. Solo alrededor de una quinta parte del crecimiento de la riqueza provino de los ahorradores que canalizaron dinero hacia nuevas inversiones, y la inflación de los precios de los activos debido a las bajas tasas de interés contribuyó con cerca del 80%.

¿QUÉ MÁS PASÓ? En este período, en todos los países, los bienes raíces, la deuda y las acciones estadounidenses impulsaron la mayor parte del crecimiento. Si bien hubo grandes diferencias entre los 30 países tomados como muestra en la magnitud del crecimiento, el momento y la composición del crecimiento de los activos y pasivos, la rápida expansión en relación con el PIB y el fuerte papel de los bienes raíces fueron casi universales. ¿OTRO ACONTECIMIENTO? El crecimiento del balance mundial se aceleró durante la pandemia. En 2020 y 2021, cuando los gobiernos lanzaron un apoyo masivo para la actividad económica, los hogares en todo el mundo agregaron $100B a la riqueza global "en papel", a medida que los precios de los activos se dispararon y se acuñaron $39B en nuevas monedas y depósitos. Como resultado, la riqueza global en relación con el PIB creció más rápido que en cualquier otro período de dos años en las últimas nueve décadas. ¿OTRA NOVEDAD? Dada esta situación, ¿es 2022 una pausa o un punto de inflexión en el ascenso del balance global? Ante la turbulencia geopolítica y económica, para el tercer trimestre de 2022, distintos indicadores macroeconómicos claves se contrajeron. ES MÁS A medida que aumentaron la inflación y las tasas de interés, los precios de las acciones y los bonos a nivel mundial disminuyeron alrededor de 30% y 20% en términos reales, respectivamente. Los títulos inmobiliarios crecieron más lentamente que la inflación y cayeron en términos nominales en varios mercados. A pesar del aumento de la inflación, la deuda siguió creciendo ligeramente más rápido que el PIB a valores nominales.

¿ALGÚN ACONTECIMIENTO ADICIONAL? Entonces, ¿qué sigue para la salud y la riqueza de las economías? Las autoridades financieras deben considerar monitorear y administrar de cerca el balance general para lograr resultados económicos positivos. POR ÚLTIMO Las fuerzas del estancamiento secular (escenario con un crecimiento muy bajo o crecimiento nulo) podrían significar que después de un breve intervalo en 2022 y parte de 2023, el balance general reanudará su ascenso. EN CONCRETO Alternativamente, el mundo podría intensificar los esfuerzos para impulsar el crecimiento de la productividad y reasignar capital a la formación de capital productivo para salir de un balance de gran tamaño.

CONCLUSIÓN: A LA ESPERA DE DECISIONES

Será importante ver la senda que tomará el balance global el próximo año en base a las decisiones monetarias y económicas que realicen los hacedores de políticas.

COMPARTIR

.

.